3 feb. 2013
Esta tarta es ideal para una noche en pareja , se mezcla la suavidad y frescor del helado, el ácido de las fresas con el dulce-picante del chocolate, una mezcla explosiva para románticos empedernidos y acompañada de una botellita de vino rosado bien fresquita... hummmm !!!! Bueno chicos atreverse con esta receta y sorprended a vuestra parejas, con un poquito de esfuerzo y cariño vereis como la noche se pone muuuuy picante, jeje.

Hay va la receta.

Para el bizcocho:

6 huevos
3/4 de taza de azúcar
1 1/2 taza de harina
1/2 taza de leche
Esencia de vainilla


Para la preparación seguid este paso a paso de ( aquí ) con esta proporción sale un bizcocho bastante grande, yo utilice la mitad para esta tarta.

Cuando lo tengáis, partirlo por la mitad y meted en el mismo molde del horneado una de las mitades.

Ahora preparamos el relleno,
Para el relleno necesitamos:

400 ml de nata para montar muy fria
Chocolate puro en polvo
Azúcar al gusto

Montamos la nata firme y le añadimos el chocolate puro en polvo hasta llegar al punto que nos guste. Le añadimos azúcar también al gusto y vertemos una capa generosa en el molde donde habíamos puesto el bizcocho, así:







 Ahora si queremos podemos añadir unos hilos de chocolate para darle un poco de más sabor.

 
 Encima colocamos la otra parte del bizcocho y prensamos bien para que quede todo compacto.


En este punto volvemos a añadir otra capa generosa de relleno aplanamos bien y metemos al congelador, tenemos que dejar que se congele para seguir, mientras se congela podemos ir preparando las fresas, las limpiamos bien y la bañamos en chocolate que habremos derretido al microondas con cayena en polvo, (CAYENA que no canela ) es guindilla molida, le ponemos la cantidad que creamos necesario, os recomiendo que vayáis probando, por que si os coláis, la noche puede pasar de picante a catastrófica. Recordad que después de un rato el pique sube más y que las fresas no se notan picante hasta que ya nos la hemos comido !!! OK ? Bueno seguimos, bañamos la fresas en el chocolate y las dejamos enfriar en papel de horno.




Aparte derretimos 150 gramos de chocolate fondant con un poco de leche, una nube de mantequilla y un sobre de azúcar avainillado,  sacamos la tarta del congelador y le vertemos el chocolate aún templado por encima y lo repartimos bien.


Volvemos a meter al congelador y la sacamos una hora antes de consumirla,  la adornamos con las fresas.


 Queda tal que así y os aseguro que esta deliciosa.


Parece complicada pero no lo es tanto y merece la pena hacerla pues esta espectacular, a ver si os animáis... buen San Valentín a todos !!!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+

Con la tecnología de Blogger.
Mi foto
Decorar con Azúcar
Ver todo mi perfil

Seguidores