26 ago. 2012
Hace tiempo que no escribo en el blog, no... no he estado de vacaciones lo que pasa es que el calor aprieta y meterte en la cocina a hornear como que da pereza, pero ya me estaba entrando el “mono” y no he podido resistir la tentación de ponerme manos a la obra. Estoy esperando como agua de Mayo unas boquillas que he encargado  pero no me llegan y estoy deseando de ponerme con ellas a “bichear” mientras tanto he decidido probar a hacer una cesta de mimbre con glasé con la que tengo en casa. Lo primero es hacer el bizcocho, lo hice de yogur.

RECETA

Un yogur de limón
La misma medida del recipiente de aceite de girasol
2 medidas de azúcar
3 de harina
3 huevos
un sobre de levadura química
La ralladura de un limón

Mezclamos bien todos los ingredientes húmedos y luego le agregamos los secos poco a poco sin batir mucho hasta que este todo integrado.

También nos hace falta glasé real

RECETA:

1 clara de huevo (yo utilizo pasteurizadas del Mercadona)
-250 g de azúcar glas tamizado (mas o menos)
-unas gotitas de limón

Batimos la clara de huevo hasta que espume un poco.

Añadimos el azúcar previamente tamizado de a pocos junto con las gotitas de limón.

Mezclamos bien hasta que quede una consistencia como de pasta de dientes, tienen que quedar picos bien definidos.




Hacemos una plancha de bizcocho lo medimos y lo cortamos en rectángulos, el sobrante lo guardamos, luego nos hará falta. La primera plancha de bizcocho se pega a la base con el glasé, seguidamente hacemos un dique con el mismo, y rellenamos con lo que queramos, yo la rellene con mermelada de moras ( ainnnsss mooooras ) en fin... así capa tras capa hasta terminar.

Cuando estén todas las capas recortamos por si se nos a quedado algún escalón en el bizcocho y cubrimos con glasé.

Tengo que decir que debido a mi tremenda impaciencia me costo la vida cubrirlo porque apenas deje tiempo al bizcocho a que se enfriara y se me desmigajaba. Tuve que meterlo en la nevera y morderme las uñas hasta que se enfrió os recomiendo que lo dejéis de un día para otro antes de cubrirlo, también se puede cubrir con fondant.


Bueno ahora viene lo difícil. Las líneas van dos en vertical y pasándole por encima las horizontales, no se como explicarlo la verdad es complicado ir haciendo líneas y fotos a la vez pero en la imagen creo que se ve bien, ni que decir tiene que las primeras líneas fueron un churro pero poco a poco fueron saliendo mejor, necesito practica... ( tiempo al tiempo).

Luego con los restos de bizcocho que nos sobraron hacemos unas... (no se como decirlo) paredes para dar la sensación de vacío en el fondo.

Y así me va a esperar al fresquito ¡¡¡ hasta mañana!!! je, je.

 Una vez la hemos dejado reposar le damos el acabado.



Para ello con fondant celeste hacemos tiras para simular el forrado de la canasta, a las tiras se le hacen unas líneas como si fueran las costuras y se colocan el la canasta haciéndole pliegues. También le podemos añadir un lacito con costuras como el forro. Y lo colocamos delante como si fuera el sierre.


Cogemos una bolita de porexpan del tamaño deseado y la forramos con fondant (para que el fondant se adhiera la mojamos un poco).

 Yo quise hacer un osito lo caracterice como tal, (vosotros si queréis podéis rellenar la cesta con lo que queráis , chuches, galletas, juguetes de fondant todo depende de vuestra imaginación).

 Para ello le hice los ojos con fondant negro y el hociquito y las orejas con bolitas de fondant azul, use una barrita de fondant para hacerle la manita y simule como si estuviera metido entre algodones, y este es el resultado.


 En conjunto queda terriblemente dulce, ¿ a que sí ?.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+

Con la tecnología de Blogger.
Mi foto
Decorar con Azúcar
Ver todo mi perfil

Seguidores