14 may. 2013
Este es uno de los dulces que más me recuerda a mi niñez, las hacían y las hacen en la pastelería del que era mi barrio... una cuña recién hecha y un buen vaso de leche y tenia energías para todo el día, siempre he tenido la tentación de hacerlas pero la verdad es que no me he atrevido hasta ahora, aunque por supuesto no  
son como las de aquella pastelería están realmente ricas y tiernas  os paso la receta por si os animáis.

Para la masa :

Crema pastelera o un sobre de pudin.
250 g de harina de fuerza.
30 ml de agua
65 ml de leche
25 g de levadura fresca
30 ml de aceite de girasol
Una pizca de sal
Un sobre de azúcar avainillada

Para el baño de chocolate :

100 g de chocolate fondat
100 g de azúcar
65 cc de agua
Se prepara haciendo un almíbar y disolviendo en el, el chocolate.


Ponemos en un bol la harina junto a la sal en forma de volcán, en la leche tibia disolvemos la levadura y el azúcar y vertemos en la harina junto con los demás líquidos, espesamos a incorporar la harina poco a poco hasta que este incorporada, cuando se nos haga difícil manejar con espátula la vertemos a la mesa y amasamos hasta que conseguir una bola que no se nos pegue a las manos.
Dejamos reposar hasta que duplique su tamaño.
Cuando haya levado la ponemos en una bandeja de horno y la volvemos a dejar reposar para que aumente su tamaño.
Metemos al horno a unos 180 º  unos 18 min depende del horno.


Mientras preparamos la crema pastelera o el pudin según la prisa que tengamos.


Cuando salgan del horno tienen que tener más o menos esta pinta.


La abrimos por la mitad y rellenamos con la crema.


Cubrimos con la tapa y bañamos con el chocolate.


Cortamos en cuñas y untamos los laterales con la crema.


Y este es el resultado. Espero que os guste y que os animéis ha hacerlas ya que están para chuparse los dedos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+

Con la tecnología de Blogger.
Mi foto
Decorar con Azúcar
Ver todo mi perfil

Seguidores