27 oct. 2012
Estos días la mamás que solemos ir al parque estamos pensando en hacer una fiesta de Halloween para los niños, aunque no es una tradición nuestra parece que se va arraigando aquí poco a poco, y además a los niños les encanta.

Yo me he decidido a hacer unas manzanas de caramelo. Tras ver montones de recetas  en la web me he decidido a hacer esta receta, creo que es bastante fácil y solo se necesita azúcar unos palitos y manzanas, bueno algún otro ingrediente que os paso a contar.

Lo primero explicaros que los ingredientes los tenéis que ir multiplicando según la cantidad de manzanas que queréis hacer, esta receta que os pongo da para unas doce manzanas.

Ingredientes:

12 manzanas pequeñas.
360 gramos de azúcar.
180 ml de agua.
Una cucharada de glucosa, ( pero como es difícil de conseguir se puede sustituir por miel).
Colorante rojo alimenticio.
Media cucharadita de canela. ( es opcional aunque la recomiendo )
Palos de madera y papel para envolver.

Seguramente os habréis dado cuenta que la proporción de azúcar siempre es del doble que la de agua. Lo tenéis que tener en cuenta por si queréis hacer más cantidad o menos.

Mezclamos todos los ingredientes en un cazo y lo ponemos al fuego todo junto, muy importante es no volver a remover.

Dejamos hervir sin tocar y tenemos que esperar a que el caramelo llegue a los 130 grados, esto es muy importante ya que si sacamos el caramelo sin que llegue a esta temperatura no queda con suficiente consistencia para que endurezca y se pegara a todo ( lo se por experiencia jeje ) para lo cual sería  necesario tener un termómetro de cocina.

Mientras el caramelo se hace lavamos bien las manzanas y le clavamos un palo para que cuando tengamos el caramelo listo podamos embadurnarlas con rapidez, ya que hay que darse prisa para que el caramelo no endurezca en el recipiente.


Los palos  los he comprado en una palería se utilizan para hacer manualidades y como veis son muy económicos, se pueden poner también palos de brocheta pero se suelen doblar con el peso de la manzana, y con las temperatura que coge el caramelo no convienen que se rompan.

Cuando el caramelo esté lo retiramos del fuego y ahora si que tenemos que correr, vamos bañando las manzanas de una en una y las ponemos en un papel de horno para que se enfríen.


Luego tenemos que envolverlas ya que la humedad les afecta y además quedan más protegidas y presentables.


Pues ya están listas para hincarles el dientes, probad a hacerlas viereis como a los niños les encantan ( y a los mayores también )

Happy Halloween
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Google+

Con la tecnología de Blogger.
Mi foto
Decorar con Azúcar
Ver todo mi perfil

Seguidores